Noticias

Ana María Muñoz, Comité de Compliance: «Compliance es hoy una hoja de ruta para toda la industria de la salud».

El desarrollo y difusión de buenas prácticas en la industria de los Dispositivos Médicos (DM) es uno de los pilares del Comité de Compliance de ADIMECH que, durante 2020, ha trabajado arduamente en la difusión del Código de Ética y Conducta de nuestra asociación tanto entre las empresas socias como otras organizaciones del sector salud.

Para abordar las actividades realizadas y los desafíos éticos que ha traído la pandemia de COVID-19, conversamos con Ana María Muñoz, miembro del Comité de Compliance.

¿Cuáles son los aspectos más relevantes del trabajo del Comité de Compliance?

El sello de ADIMECH son las buenas prácticas y la conducta ética, razón por la cual estamos abogando porque se regule más y mejor. En ese sentido, el Comité de Compliance es el reflejo del espíritu y accionar de sus empresas socias, que buscan colaborar y trabajar bien en un círculo virtuoso que pone en el centro al ser humano y el mejorar su salud.

¿Por qué fue importante desarrollar un Código de Conducta y Ética propio?

Si bien en la mayor parte del mundo la industria de Dispositivos Médicos (DM) se encuentra regulada, es fundamental generar reglas propias basadas en estrictos estándares éticos, donde se definan las conductas de relacionamiento con profesionales de la salud o cualquier actor importante del sector salud.

Nuestro Código de Conducta y Ética es una autorregulación que homologa conceptos de transparencia entre las empresas socias y difunde también buenas prácticas en actos tan concretos como realización de eventos o cómo interactuar con los profesionales de la salud, de manera de regular los conflictos de interés.

¿De qué manera se ha difundido este Código?

El Comité de Compliance debe revisar y actualizar el Código regularmente. Es muy importante que ésta se difunda al interior de las empresas socias de ADIMECH. Durante 2020 hemos realizado entrenamientos sobre el Código, mientras que los nuevos miembros de la asociación deben recibir un entrenamiento que certifique su conocimiento del Código de Ética en un plazo no mayor a seis meses desde su ingreso.

Además, hemos establecido contacto con más de 25 sociedades científicas y gestionado 7 reuniones con éstas hasta el momento, con el fin de dar a conocer los objetivos de nuestra asociación y Código de Ética.

En octubre se cumple un año desde la firma del Marco de Consenso de la Mesa de Ética en Salud APEC de la cual participa ADIMECH, ¿cómo evalúa esta instancia?

El Marco de Consenso de Ética y Compliance permitió alinear a los distintos agentes del sector salud en torno al entendimiento ético, siguiendo los principios de “APEC Business Ethics for SMEs” e incorporando un estándar actual y otro deseable a mediano y largo plazo.

ADIMECH ha seguido trabajando activamente en la Mesa de Ética en Salud de APEC, apoyando con su red de contactos, conocimientos y buenas prácticas, entendiendo que, como industria, también ejercemos un rol social. De manera quincenal, participamos en las reuniones de seguimiento convocadas por la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales (SUBREI) para analizar las brechas en los distintos códigos de ética y aunar conceptos.

Además, se está trabajando con asociaciones de pacientes en la generación de marcos de entendimiento éticos apropiados, que contemplen aspectos como la confidencialidad de los datos.

¿Cuáles han sido los principales desafíos del Comité de Compliance en este periodo?

La pandemia de COVID-19 nos obligó a cambiar nuestras estructuras y revisar todos nuestros protocolos como, por ejemplo, la forma de relacionarse en la cadena de proveedores con los centros de salud y la ciberseguridad.

Somos parte, también, de la Coalición Interamericana de Ética de  Tecnología en Salud, donde se ha revisado el contexto de pandemia actual, entre otros temas. Compliance es hoy una hoja de ruta fundamental, porque la industria de la salud está en el ojo público, lo cual obliga a revisar y replantear siempre las buenas prácticas.

Nuestro objetivo es seguir difundiendo el Código de Ética y las buenas prácticas. El desafío mayor será adaptarnos a los nuevos escenarios que vienen, utilizando la tecnología para llegar a distintos públicos y contribuir a la mejora de la salud de las personas.

 

Imagen Noticia